Por qué soy tan seria y callada

por que soy tan seria y callada

Pregunta difícil. ¿Por qué estás tan serio y tranquilo? Porque eso es lo que eres. No hace falta que lo expliques, porque si no sería aún más confuso.

Pero hay una cierta lógica en ello. La seriedad y la compostura son dos caras de la misma moneda, y casi todo el mundo las tiene. Sigue leyendo para entender por qué ocurre esto y cómo puedes cambiar tu personalidad para mejor.

El nacimiento de una personalidad seria y tranquila

por que soy tan seria y callada

Cada persona nace con ciertos hábitos y personalidades. Algunos de estos hábitos se mantienen durante toda la vida, mientras que otros cambian en la infancia. ¿En qué tipo de entorno creciste? ¿Cómo era el clima en la familia? ¿En qué condiciones creciste? Todo ello forma parte del desarrollo de la infancia y determina la personalidad del adulto.

Los elementos anteriores son sólo algunos ejemplos de cómo se creó su personalidad. Estos son los más comunes, pero a veces las situaciones extremas pueden tener un efecto dramático en los rasgos de su personalidad.

¿Por qué estás tan serio?

Seguramente le habrán hecho esta pregunta muchas veces. Suele ir seguido de un "¿Por qué estás tan serio?". Puede parecer una pregunta tonta, pero hay muchas razones diferentes por las que la gente es seria.

Quizás te interesa:Cuantos amigos son suficientesCuantos amigos son suficientes

En primer lugar, las personas que han tenido una vida difícil pueden ponerse serias para hacer frente al estrés y al trauma. En segundo lugar, pueden estar genéticamente predispuestos a ser muy serios; en tercer lugar, pueden haberse vuelto serios para encajar con los extrovertidos.

Su infancia es probablemente una causa grave de esto. Si creciste en un hogar estricto, lo más probable es que te castigaran por cosas pequeñas. Lo más probable es que también te hayan animado a hacerlo bien en la escuela. Estas dos cosas van de la mano. Te castigan si no te esfuerzas lo suficiente y te premian si sacas buenas notas.

Se acabaron los silencios incómodos.

El silencio no es una falta, pero si sientes que te limita o no te gusta, deberías tener en cuenta los siguientes consejos para hablar o expresar tu opinión....

1. Aceptar que está bien.

Quizás te interesa:Por qué me busca y luego se aleja

Si crees que no debes decir algo porque no te apetece o no sabes qué decir, no pasa nada. Si no hay ninguna razón en particular, no tienes que hablar necesariamente. Le puede pasar a cualquiera.

2 . Inténtalo.

Si quieres cambiar algo, tienes que empezar poco a poco. Cuándo estés con tus amigos, intenta decir algo como "claro" o "lo entiendo". Estas son sólo pequeñas cosas, pero aumentarán tu confianza y finalmente no podrás parar.

3. estar atento.

No hay ninguna razón para ignorar a la gente sólo porque no participe en una conversación. Escucha siempre con atención lo que te dicen y míralos a los ojos. Sin embargo, por cortesía y respeto, siempre hay que prestar a la persona la atención que merece.

4. no tengas miedo

No te guardes lo que piensas y di lo que quieres decir. Si tienes miedo de que te critiquen, olvídalo. Todo lo que dices es valioso e importante.

Si te sientes incómodo, no te obligues a hablar. Eso es lo que eres, y la gente que te rodea lo entenderá.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Por qué soy tan seria y callada puedes visitar la categoría Reflexión.

Resumen

Miguel

¡Bienvenido a mi blog! Soy Miguel, amante de la mente y todo lo que la envuelve. Estudié Psicología en la UCAM y desde entonces no he parado de aprende sobre este apasionante mundillo. Si quieres consejos y experiencias para mejorar tu desarrollo personal este es tu sitio.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir