Mi pareja me quiere pero no tiene ilusion

mi pareja me quiere pero no tiene ilusion

En el momento en que te conocí, supe que eras especial. Me enamoré de ti desde el primer momento en que te conocí. Siempre estuviste ahí para mí, incluso cuando estaba pasando por un momento difícil. Nunca me diste una razón para dudar de mi amor por ti. Pero últimamente he sentido que no eres del todo feliz. No se trata de mí, sino de ti. No sé qué te ha pasado, pero espero que me lo cuentes cuando estés preparado. No quiero perderte. Eres lo mejor que me ha pasado.

¿Qué hacer cuando una pareja pierde la ilusión?

mi pareja me quiere pero no tiene ilusion

Después de un tiempo en una relación, es normal que la emoción inicial se desvanezca un poco. Esto es normal y no significa que la relación esté condenada. Sin embargo, si la excitación se ha apagado por completo, podría ser una señal de que la relación debe cambiar. Si tienes la sensación de que tu pareja ya no se divierte, puedes

1. identificar el problema

El primer paso es identificar el problema. ¿Es la pareja, la relación o algo interno? Si se trata de la pareja o de la relación, es posible que tengas que cambiar algo. Si es interno, tienes que trabajar en ti mismo. Tómese el tiempo necesario para evaluar la situación y averiguar cuál es la causa de su falta de tensión.

2. Habla con tu pareja.

Quizás te interesa:Mujer madura en una relacion sentimentalMujer madura en una relacion sentimental

Una vez que hayas identificado el problema, discútelo con tu pareja. Si se trata de una relación, es posible que ambos tengan que hacer cambios. Si se trata de tu pareja, tienes que hablar con ella para saber cuál es la causa del problema. Es importante ser honesto y abierto al hablar de estos temas. De lo contrario, es posible que el problema no se resuelva.

3. hacer algo diferente.

Otra opción es hacer algo diferente de lo que has estado haciendo. Si has tenido la misma rutina durante un tiempo, puede ser una buena idea hacer algo diferente. Cambia tus hábitos, sal de la ciudad o cambia de trabajo. Hacer algo diferente puede cambiar tu perspectiva y volver a entusiasmarte.

4. Tómate un tiempo libre.

A veces la mejor solución es darle tiempo. Cuando la ilusión desaparezca por completo, puede que necesites algo de tiempo para ti. Tómate unas vacaciones, vete de fin de semana o pasa unos días solo. Esto le dará tiempo para pensar en la situación y evaluarla. Esto también puede darte tiempo para revivir la ilusión.

Quizás te interesa:Que hace un hombre casado cuando se enamora de otraQue hace un hombre casado cuando se enamora de otra

5. tomar una decisión.

Una vez hecho esto, es el momento de tomar una decisión. Si has decidido que la relación no es para ti, entonces termínala. Si todavía tiene ilusiones sobre la persona o la relación, entonces es el momento de trabajar en ellas. Sea cual sea la decisión que tomes, es importante que la respetes. Recuerda que la decisión que tomes debe ser la mejor para ti.

¿Cuánto dura la ilusión de una pareja?

Muchas personas se preguntan si la ilusión de una relación dura para siempre. La respuesta a esta pregunta depende de muchos factores, pero hay algunos que pueden prolongar la ilusión en una relación.

En primer lugar, es importante tener un fuerte sentido del amor y el respeto. Donde hay amor y respeto, florecen las ilusiones. También es importante comunicarse bien para evitar malentendidos y discusiones. Los objetivos comunes también son importantes para las parejas que quieren trabajar juntas y perseguir sus metas.

Hay muchos otros factores clave que hacen que una relación sea emocionante y duradera, pero estos son los más importantes. Si estos elementos están presentes, la ilusión durará más tiempo.

En cuanto a las relaciones sexuales, qué es el matrimonio, qué derechos y responsabilidades tiene, eso te lo suelen explicar en la escuela.

Sin embargo, nadie explica las relaciones interpersonales, sexuales y matrimoniales.

La violencia de género es una realidad en nuestra sociedad y nuestra preocupación por la prevalencia de este fenómeno entre los jóvenes se hace patente en los actuales anuncios de televisión dirigidos a este colectivo: Es un hecho que los adolescentes del siglo XXI no deben esforzarse por educarles adecuadamente sobre lo que constituye una relación sana y lo que no...

Afortunadamente, la investigación científica sobre las relaciones ha evolucionado en las últimas décadas y ahora sabemos más sobre las relaciones tóxicas.

Señales de advertencia que te hacen sospechar que tu relación es tóxica

mi pareja me quiere pero no tiene ilusion
  1. No te hace feliz ni te ayuda a desarrollarte

Una relación que te hace llorar más a menudo de lo que te hace reír puede ser una relación que no te hace crecer como persona. Está claro que la felicidad no es algo que te aporte otra persona, sino algo que encuentras por ti mismo, pero una relación debe aportarte alegría y promover tu propia felicidad. Su crecimiento personal es una piedra angular de la felicidad, y el amor siempre debe promover el crecimiento de ambos, no erizar las plumas. Debería ser uno de los pilares de su crecimiento.

  1. Relaciones caracterizadas por el chantaje emocional

Uno de los miembros de la pareja se dedica constantemente al chantaje emocional para conseguir que el otro haga lo que quiere. Una relación sana debe basarse en la libertad personal de cada miembro de la pareja. Este chantaje no debe utilizarse en beneficio propio. Se trata de una relación en la que la misma pareja siempre se lleva la peor parte.

  1. Relaciones exclusivas

Tu pareja no debe dictar con quién sales a beber y con quién sales. Una relación sana respeta a los amigos y a la familia y te anima a entablar una relación con ellos si sabes que te hará feliz. Si dejas de ver a tus amigos y a tu familia después de empezar a salir, es posible que algo vaya mal. Es cierto que al principio de una relación se dejan de lado otras relaciones, pero esto no debe durar mucho tiempo y, además, no debe ser por coacción de la otra persona.

Suelen ser personas que critican con frecuencia a tus amigos y familiares, que no les gusta que te reúnas con ellos o que les llames, que quieren convertirte en alguien exclusivo, lo que no debe confundirse con el amor, sino con el deseo de posesiones.

  1. Vampiro de energía

Son personas que necesitan su energía para sobrevivir. Al principio del día se siente mucho entusiasmo, nuevas fuerzas y optimismo, pero se van sin esa energía. Te das cuenta de lo agotadora que es esta relación para ti y de lo mucho que afecta a tu vitalidad. Suelen ser pesimistas, no se hacen ilusiones y utilizan tu energía para alimentarse. Al final, creen que ya no tienen poder. Son los que constantemente se presentan como víctimas y se quejan y luego nunca cambian nada que no les guste.

  1. Relaciones con la culpa

Parece que se nos culpa constantemente de nuestros actos pasados y siempre tenemos que recuperarnos.

No importa lo que hagamos, no podemos compensar los errores que hemos cometido en el pasado.

Además, tus argumentos y su malestar son siempre culpa tuya.

Una relación que implica culpa y culpabilidad es aquella en la que te sientes impotente e incómodo porque te culpan constantemente de tus propios fallos y todo lo que ocurre es culpa tuya.

  1. Relación de dependencia

Si sientes que tu pareja depende de ti para ser feliz, debes prestar atención. Nuestro concepto de amor hace mucho daño en este sentido. Muchas canciones de amor hablan de que no puedes vivir sin ella/él, pero esto no es cierto. Tienes que confiar en ti mismo para sobrevivir. Puedes desear, con razón, compartir tu vida con otra persona, pero cuando la relación se acaba, hay que seguir adelante.

'No puedo vivir sin ti', 'Si me dejas, no sé qué hacer', 'Si me dejas, me volveré loco'... Estas hermosas frases son frases de dependencia, no de amor. Son frases que intentan mantener la relación en cualquier situación.

Sentar el precedente de que la otra persona es siempre responsable de cómo te sientes (y viceversa) conduce a una tendencia codependiente. De repente, nadie puede planear nada sin el consentimiento de la otra persona. Todas las actividades, incluso las más mundanas, como un programa de televisión, deben negociarse y comprometerse. Si tus necesidades personales están subordinadas a las necesidades de la otra persona, estás en una relación tóxica.

  1. Si justifica constantemente el comportamiento de su pareja

Frente a los demás tienes que justificar lo que ha hecho o dicho. Te grita, humilla, critica e insulta cuando te habla. Esto es abuso psicológico. Bajo ninguna circunstancia se debe tratar a nadie de esta manera. Las relaciones sanas se basan en el respeto mutuo. Si te tratan así, esa persona no te respeta.

  1. Los celos no son amor

Es una superstición que "donde hay fuego, hay humo, y donde hay amor, hay celos". Las relaciones deben basarse en la confianza. Tu pareja no debe desconfiar siempre de ti, ni justificar siempre tus acciones, expresiones o compañía. Los celos no son una expresión de tu amor, sino de tu inseguridad y desconfianza. Nadie debe decirte lo que tienes que llevar, a quién mirar o no mirar.

  1. Sentencia

El amor debe hacerte sentir bien y sacar lo mejor de ti. Alguien que constantemente te pide que cambies, te reprocha las cosas que haces y dices, y que no aprecia nada de ti no te hará feliz. Tu pareja debe aceptarte tal y como eres, con todos tus puntos fuertes y débiles, y no intentar hacerte un traje a medida.

  1. Las relaciones siempre han pasado a un segundo plano

Siempre hay algo más importante que estar contigo y sus propios deseos y compromisos tienen prioridad sobre ti. Nunca tendrá tiempo para ti....

Las relaciones necesitan tiempo, y tiempo de calidad. Tu pareja querrá cenar contigo de vez en cuando, aunque tengas hijos y muchas otras cosas que hacer. Las relaciones importantes acabarán perdiéndose si no les dedicas tiempo. Si tu pareja sigue postergándote, es posible que no te valore realmente.

No todas las relaciones tóxicas tienen todos estos signos, algunas tienen más que otras, y sólo porque tengas uno o dos de estos síntomas no significa que tu relación sea tóxica. Lo que no funcione desde tu punto de vista deberías cambiarlo, y lo que no cambie desde tu punto de vista quizás quieras cambiarlo con tu pareja 😉 .

¿Qué debemos hacer ante una relación tóxica?

El primer paso es reconocer que tu relación es tóxica y el segundo paso es cambiarla. Si sigues haciendo exactamente lo mismo, todo seguirá igual y seguirás perdiendo.

Para cambiar la relación, tienes que hablar con tu pareja sobre ella y explicarle lo que no te gusta y lo que tiene que cambiar. Tu pareja debe decidir si quiere el cambio o no. Recuerde que no le hacemos un traje a medida.

Las buenas intenciones no son suficientes y puede ser necesario asesorar a la pareja.

También es posible que a su pareja le guste tanto su relación actual que no quiera cambiar nada. En este caso, tienes que decidir si quieres dejar la relación o permanecer en ella.

Nunca hay que esperar a que algo cambie con el tiempo. Las relaciones están sujetas a una cierta inercia y dinamismo y son muy difíciles de cambiar. Si no te gusta lo que estás viviendo y no estás contento con ello, debes cambiarlo tú mismo en lugar de esperar a que cambie por sí solo. Frases como "con el tiempo confiará más en mí y dejará de culparme", "en el matrimonio confiará más en mí", "con el tiempo cambiará" hacen que la misma relación tóxica dure cada vez más.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Mi pareja me quiere pero no tiene ilusion puedes visitar la categoría Relaciones.

Resumen

Miguel

¡Bienvenido a mi blog! Soy Miguel, amante de la mente y todo lo que la envuelve. Estudié Psicología en la UCAM y desde entonces no he parado de aprende sobre este apasionante mundillo. Si quieres consejos y experiencias para mejorar tu desarrollo personal este es tu sitio.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir